YA TE HE VISTO LA POLLA HERMANITO ¿Y AHORA QUE?

No tardé ni 3 segundos en arrodillarme ante él y meterme su asquerosa y sucia gallina en mi boca. Como te ordene.

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-63847

SEXO GAY ESPAÑOL

Cuando empiezo a chuparla enseguida me paso al ano. Zorra — dijo aquel viejo apestoso. Puso su pequeña y sudada baza sobre mi muslo. Sí, cabrón, joder. Que si los dientes, que si la estoy chupando bien, que si los dientes otra vez, respira no te vayas a ahogar, respira por la nariz, no te atragantes, mírale, pon carita de libidinosa y todo esto atenta no se vaya a correr y el tío no avise. Nada, señor. Mi fantasía era un hombre mayor. Sí, también es culpa mía haber pasado tantos años sin recibir sexo bucal.

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-90910

No chupo pollas. Así de claro no hay más.

Empero él, no. Me lo hizo saber. O incluso antes, cuando salía con otros chicos que conocía en las discos o pubs. Comí una ensalada en casa no me apetecía ponerme a cocinar y limpiar y me fui de compras.

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-7995

Dos pollas para mi mujer

Sé que no debería, que tengo que relajarme y disfrutar, empero es lo que hay. Qué clase de emociones? Interrumpió mis pensamientos un objeto que Ambrosio había cogido del suelo. Yo aspiraba su olor. Mi ano. Yo siempre he sido una mujer muy fantasiosa en el sexo. Era un hombre máximo, de unos 50 y pocos.

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-5972

42 comentarios

Aumenté el ritmo de la mamada, pensé que le gustaría, empero Ambrosio, me cogió la barba, me hizo mirarle, me escupió a la cara y me dijo. Y desde jovencita siempre me atrajeron hombres mayores que yo. Pero ni me quejé. Y estaba dispuesta a TODO. Me sacaba 25 años!!!!

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-99698

Me encanta que me follen pollas diferentes cada dia-55061

Me lo hizo saber. Qué clase de emociones? Sus manos, las 2, apretaban mi culo. Eran sus calzoncillos!!!!! Noté como su mirada se endurecía. El rimmel, corrido, la cara, desencajada. Y una vez corrido, perdía interés y a dormir. Le obedecí.

Comment: